UN PREMIO MERECIDO

A las niñas que se encargan

de fortalecer a los más

necesitados en la fe.


A ellas.


Las Damas


En cuyo peso recae

La responsabilidad

de hacer posible

el momento de adoración.


Sí, ellas son el centro

de nuestra fortaleza.




15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

MADRE...