ES SIMPLEMENTE LEVANTAR LAS MANOS Y ADORAR A DIOS…

Esa es una de las tantas cosas,

que nos permiten alcanzar su gracia…

aceptamos a Jesús, como nuestro único salvador

Leemos su palabra

Predicamos las buenas nuevas

Nos postramos ante su grandeza en oración…

Entonces llegan las bendiciones

Suceden los milagros

y su gracia se anida en nuestros corazones

permitiendo que él toque nuestras almas

y las deposite en las manos de su Padre…




33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

MADRE...